A menudo se tacha a los veganos como personas antivacunas y a raíz de la pandemia causada por la COVID19 también se nos ha tachado de ser contrarias al uso de las mascarillas.

¿Son los veganos personas contrarias al uso de las mascarillas?
123rf Limited©famveldman. Restaurante vegano.

Sin embargo, este posicionamiento no es para nada unánime entre el colectivo vegano. De hecho, en mi opinión personal creo que esta es una corriente minoritaria, puesto que las opiniones de las personas veganas al respecto son muy heterogéneas y no se pueden encasillar. Hay tantas opiniones como personas veganas hay.

Las mascarillas como medida preventiva

La pandemia ha cambiado nuestras vidas en muchos aspectos: restricciones de movilidad, distancia social, citas previas, gel hidroalcohólico y, sobre todo, el uso obligatorio de la mascarilla, incluso en espacios abiertos. Todas estas medidas no han estado exentas de controversia, sin embargo, no es la primera vez que los médicos recomiendan medidas preventivas como las que estamos siguiendo en la actualidad.

Según advierten las autoridades sanitarias, el uso de la mascarilla es necesario debido a que el SARS-CoV-2 se transmite principalmente de persona a persona a través de las microgotas que exhalan las personas contagiadas al hablar, toser o estornudar. Las mascarillas reducen la dispersión de las gotas en el aire cuando cubren la zona de la nariz y la boca. Es imprescindible llevar la mascarilla bien colocada.  Entre los detractores del uso de la mascarilla predominan los postulados de los negacionistas, los de aquellos que consideran que en realidad no es una medida efectiva, que puede causar dificultades de aprendizaje en las escuelas y que puede causar dificultades para respirar o enfermedades coronarias y respiratorias a largo plazo.

El uso de mascarillas a lo largo de la Historia

No es la primera vez que se declara una pandemia, ni la primera vez que se toman medidas específicas para detener su propagación. Tampoco es la primera vez en la Historia en que se generaliza el uso de la mascarilla sanitaria. Las mascarillas quirúrgicas se introdujeron por primera vez en los hospitales a finales del siglo XVIII, para proteger al personal sanitario. A raíz de la gran pandemia del siglo XX, la mal llamada gripe española de 1918, el uso de la mascarilla se generalizó entre la población. A mediados de octubre de 1919, el Servicio de Salud Pública de Estados Unidos distribuyó folletos recomendando que todos los ciudadanos usaran mascarillas con el fin de frenar los contagios. En algunos estados, como California, se tomaron medidas todavía más severas: “Usar mascarilla o ir a la cárcel”. Su uso también fue promovido y generalizado en los países de Europa. La Cruz Roja, a través de anuncios en los periódicos, daba instrucciones sobre cómo fabricar mascarillas en casa con gasa e hilo de algodón. Durante el transcurso de la pandemia de 1918, también hubo negacionistas, detractores de la mascarilla y aquellos que aprovechan la situación para estafar vendiendo falsos remedios o amuletos a las personas más crédulas.

Es cierto que cuando se detectaron los primeros casos de la pandemia actual no se recomendaba el uso generalizado de las mascarillas, pero porque en ese momento los expertos todavía no sabían en qué medida las personas infectadas podían transmitir el virus antes de que aparecieran los primeros síntomas, y tampoco se sabía que los asintomáticos pueden transmitir el virus sin saberlo.

Otras medidas preventivas

Desde que se tienen más conocimientos sobre cómo se contagia el COVID19, la OMS indica que las mascarillas deben usarse como parte de una estrategia integral de medidas para suprimir la transmisión y salvar vidas, aunque solo el uso de la mascarilla facial no es suficiente y debe combinarse con distanciamiento social de al menos 1 metro, lavado de manos frecuente y evitar tocarse la cara o la misma máscara.

La OMS indica que las mascarillas deben usarse como parte de una estrategia integral de medidas para suprimir la transmisión y salvar vidas

Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Cambridge ha aportado nuevas evidencias de que las mascarillas pueden ser muy útiles para evitar una creciente ola de contagios. Además, esta investigación afirma que incluso las mascarillas de tela hechas en casa, que tienen una efectividad limitada, también pueden reducir notablemente la tasa de transmisión si las usan todas las personas. Llegaron a esta conclusión porque para su estudio, los investigadores utilizaron modelos matemáticos de las distintas etapas por las que transcurre la transmisión a través del aire y las superficies.

mascarillas
123rf Limited©prostooleh

«Aplanar la curva» de contagios gracias al uso de mascarillas

Para el estudio de epidemias, los científicos utilizan un número llamado R, el cual equivale a la cantidad de personas a las cuales una persona transmite el virus. Para que una pandemia disminuya el número de infectados, el número R debe ser menor a 1, ya que, si es superior, la cantidad de infectados seguirá aumentando. Los modelos de la investigación mostraron que el uso de las mascarillas en público es dos veces más efectivo para reducir el número R si se utilizan desde antes que la persona presente síntomas. También mostraron que, si al menos el 50% de la población utiliza la mascarilla de manera rutinaria, el número R se reduce a una cifra menor que 1. De esta manera se logra aplanar las curvas de los gráficos que indican la cantidad de contagios y, de este modo, evitar el colapso del sistema de salud. Las palabras utilizadas por los médicos de Cambridge para resumir el resultado de su investigación son «mi máscara te protege, tu máscara me protege«.

Los veganos debemos ser muy activos concienciando del gran impacto ambiental que pueden generar los desechos de la pandemia si estos no se gestionan correctamente

Los resultados obtenidos por el estudio de la Universidad de Cambridge concuerdan con los de otro estudio reciente de la Universidad A&M de Texas. Este trabajo analizó las tendencias de propagación y las medidas de mitigación en Wuhan, Italia y Nueva York, concluyó que usar mascarillas en público es una forma efectiva y poco costosa de combatir el contagio.

Evitar generar más residuos

Ante la situación de pandemia y uso obligatorio de la mascarilla con finalidades sanitarias, los veganos debemos ser muy activos concienciando del gran impacto ambiental que pueden generar los desechos de la pandemia si estos no se gestionan correctamente. Los guantes y las mascarillas tiradas al suelo son un peligro sanitario y medioambiental, pues llegan al mar y afectan catastróficamente a las aves y a la fauna marina. Una mascarilla higiénica común, abandonada en un entorno natural, puede tardar en degradarse entre 300 y 400 años. Y, mientras desaparece, puede afectar de múltiples formas a la flora y fauna del entorno, uniéndose a los más de ocho millones de toneladas de residuos plásticos que se vierten anualmente a los océanos.

En un entorno común, no es necesario utilizar guantes, ya que lo realmente efectivo es una buena higiene de manos. Los guantes pueden resultar contraproducentes si nos tocamos la cara después de haber tocado alguna superficie infectada y pueden darnos una falsa sensación de protección. Para perjudicar lo menos posible a las otras especies, también es recomendable usar mascarillas de tela con filtro FFP2 reutilizables, siempre y cuando sigamos las recomendaciones de higiene, pues la mascarilla se debe lavar a menudo, después de cada uso. Las personas que deben utilizar mascarillas quirúrgicas desechables, como los trabajadores de centros sanitarios, tienen que depositarlas en contenedores rojos para ser tratadas como desechos médicos. En entornos comunitarios, las mascarillas deben desecharse en contenedores grises depositadas en bolsas cerradas.

Autora: Helena Escoda Casas, Historiadora y antrozoóloga, profesora de ciencias sociales

Suscríbete a la Newsletter y recibe Bueno y Vegano gratis cada mes en tu correo

Bueno y Vegano, tu mensual 100% vegano
Bueno y Vegano Mayo 2021

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here